El Salvador pierde préstamo del BID para paliar pandemia por falta de acuerdo


San Salvador, 1 ago (EFE).- El Congreso y el Gobierno de El Salvador no alcanzaron un acuerdo para ratificar un préstamo por 250 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con lo que se «perdió» esta financiación para enfrentar los efectos de la pandemia, de acuerdo con el presidente del país, Nayib Bukele.

«Dejan nuestros hospitales sin recursos, veteranos y excombatientes sin su pensión, agricultores sin ayuda, cientos de miles de trabajadores y miles de empresas privadas sin subsidio», publicó el mandatario en sus redes sociales este sábado.

Añadió que esta situación pone «en riesgo de perderse» la millonaria financiación del programa del Fondo del Milenio (Fomilenio II) otorgado por Estados Unidos al no contar con los fondos de contrapartida.

«El trabajo de meses consiguiendo esos fondos, tirado a la basura», señaló el mandatario, quien añadió que el préstamo tenía una tasa de 2,1 % de interés con cinco años y medio de «gracia».

Tras una jornada intensa de negociaciones la noche del viernes, los representantes de los dos órganos de Estado no alcanzaron un acuerdo para que se votara en la sesión plenaria del Congreso.

La asignación de cinco millones de dólares para la Alcaldía de la capital, solicitados por la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena), fue el punto de quiebre, según la prensa local.

San Salvador es el epicentro de los contagios en El Salvador con el 13,3 % de los enfermos confirmados y presta a otras localidades su cementerio público para las inhumaciones de casos sospechosos y positivos.

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, señaló que no estaba facultado para mover esos fondos, dado que el decreto que autorizó al Gobierno para buscar la financiación no lo incluía.

Un punto que cuestionaron los legisladores de Arena fue la asignación de 55 millones de dólares para un subsidio a las empresas para pagar el 50 % del salario a sus empleados, dado que este mismo órgano autorizó la creación anteriormente de un fideicomiso para apoyar a las empresas.

De igual forma recordaron que el titular del Ministerio de Agricultura, Pablo Anliker, no se ha presentado ante una comisión del Congreso para explicar el supuesto uso de fondos para el pago de salarios en la compra de alimentos sin autorización legislativa.

La fracción legislativa del opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) criticó que de los 250 millones de dólares únicamente 30 millones estarían destinados para el Ministerio de Salud.

El Banco Central de Reserva (BCR) de El Salvador prevé una caída de hasta el 8,5 % del Producto Interno Bruto (PIB) del país como consecuencia de la pandemia de la COVID-19, baja que se podría acentuar por rebrotes locales o internacionales de los contagios.

Esta caída, que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) cifra en un 8,6 %, se prevé que sea la más grande de Centroamérica.

Además, el Gobierno salvadoreño espera perder al cierre de 2020 unos 990 millones de dólares en impuestos por los efectos de la pandemia.

Este nuevo episodio de los constantes enfrentamientos y de falta de acuerdos entre el Congreso y el Gobierno se da en momentos en los que el país registra una escalda «prácticamente incontrolable» de los contagios con 17.050 casos confirmados. EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *