Presidente haitiano arremete contra quienes crean inestabilidad política y social


El presidente de Haití, Jovenel Moïse, dijo que el verdadero enemigo de ese país son las manos invisibles que desestabilizan y debilitan el Estado para beneficio de sus intereses personales y de grupos pequeños.

“El verdadero enemigo son las manos invisibles que se esconden detrás del hambre, detrás de la miseria, para crear inestabilidad política, social e inseguridad para explotarlos. El verdadero enemigo son aquellos que desestabilizan y debilitan al Estado para servir sus intereses personales y los intereses de los grupos pequeños”, explicó el mandatario haitiano en su discurso de conmemoración del Día de la Bandera de la República de Haití.

Se preguntó por qué la electricidad es un lujo para personas, 216 años después de haber luchado por este símbolo patrio.

Manifestó que este grupo de personas son “cínicas”, y que a menudo fingen ser defensores de la gente mientras “saquean, someten y dividen”.

“Cuando yo, como presidente del país, solicito que el Estado detenga a un Estado depredador y se convierta en un Estado servidor, quieren ser firmes para los traidores, para los enemigos del pueblo”, dijo el presidente haitiano.

Agregó que este grupo alimenta un sistema tomando al Estado como rehén, y que con esto hacen todo lo posible para evitar el pago de impuestos al Estado, contrabandear, cometer fraude y evasión fiscal.

“Sé que la inseguridad y la miseria en que vives dice mucho, pero hoy te diré algo, nadie saldrá de eso. Son ustedes y los líderes que han elegido en las elecciones quienes se unirán con ustedes para luchar contra aquellos que han mantenido al país como rehén desde 1806”, señaló el mandatario.

Dijo que ningún país puede desarrollarse si los ciudadanos no están de acuerdo con un plan de desarrollo, a lo que adicionó en Haití la injusticia y “los falsos profetar” son muchos.  “Nos llevará tiempo, pero recuerda que la gente nunca pierde batallas”, agregó.

El presidente Moïse dijo que este lunes 18 de mayo cumple tres años, tres meses y 11 días en el poder y que durante este período ha aprendido, entendido y escuchado la situación de Haití.

“Si necesitamos un país mejor, si necesitamos salir de la pobreza en los próximos 25 años, hoy es el momento de comenzar. No existe una generación espontánea, la destrucción del poder y el dinero es el mayor mal que le sucede a una categoría de personas en mi generación”, agregó el presidente.

Durante la conmemoración del Día de la Bandera también recalcó que este es símbolo de libertad y orgullo de toda una nación, y representa el esfuerzo, el sacrificio y la sangre de los antepasados que fluyeron para darnos libertad.

“Me gustaría aprovechar esta oportunidad para celebrar esta bandera, la única forma de tener poder es que la gente vote en las elecciones. Una forma de ganar dinero es trabajar. Cualquier otro camino que alguien nos proponga es un camino oscuro, es un camino torcido, es un camino inquietante”, finalizó el presidente de Haití.